ESPN EVOLUTION 2018 – Final

Published on: October 24, 2018

Filled Under: NEWS, Info

Views: 61

Tags: , , ,

En la Sede Alfredo Lalor que la AAP posee en Pilar, finalizó el martes 23/10 la ESPN Evolution Cup, el nuevo torneo creado por la Asociación Argentina de Polo junto a la Asociación Argentina de Jugadores de Polo (AAJP) en el que se evalúaron nuevas reglas y que repartió u$s 100.000 en premios.

En primer turno, en la cancha 4, La Virgencita se quedó con el tercer puesto del torneo tras superar a Pilará Etiqueta Negra por un ajustado 12-11, tras recibir un gol de ventaja por su menor valorización de conjunto. Si bien empezó por detrás en el marcador, fue acercándose paulatinamente y logró pasar el frente por un golazo doble de Santiago Toccalino.

A continuación, en el escenario N° 3, La Aguada Lavinia dio vuelta el partido en el último parcial para doblegar a Las Praderas por 12-10. El conjunto de los hermanos Merlos aprovechó el gol de ventaja obtenido por hándicap y tras un gran primer chukker logró ponerse 5-0 arriba. Pero de a poco, La Aguada Lavinia se fue acercando hasta quedar sólo dos goles abajo en el inicio del último parcial. El sexto período fue extraordinario para el conjunto que vistió de bordó. Logró 5 goles consecutivos (4 antes de los 4 minutos de juego) y dio vuelta el resultado para quedarse con el trofeo y el gran premio en efectivo que había en juego.

Recordamos que cada jugador, por sólo participar, se hacía acreedor de u$s 2.000; el campeón recibió otros 40.000; el finalista 20.000 y el conjunto que terminó tercero, 8.000. De esa manera se repartieron los u$s 100.000 que estuvieron en juego.

Los equipos y las progresiones:

FINAL

La Aguada Lavinia: Salvador Ulloa 7 (5 goles, uno de penal – 2 faltas), Alfredo Bigatti 8 (3 g – 2 f), Hilario Ulloa 10 (4 g – 4 f) (Recibió una tarjeta amarilla) y Miguel Novillo Astrada 8 (1 f). Total: 33.

Las Praderas: Agustin Merlos 8 (4, tres de penal), Juan M. Zavaleta (h) 8 (1 g, 1 f), Ignacio Toccalino 8 (2 g – 1f) y Sebastian Merlos 8 (1 gol doble). Total: 32.

La Aguada Lavinia: (0-1) 0-5, 3-5, 4-7, 6-9, 7-9 y 12-10.

TERCER PUESTO

La Virgencita: Manuel Calafell 6 (3 g + 1 doble), Gonzalo Deltour 7 (1 penal – 2f), Santiago Toccalino 8 (3, uno de penal + 1 doble) y Juan Calafell 6 (1 f). Total: 27.

Pilará Etiqueta Negra: Segundo Bocchino 6 (3 g – 2 f), Juan Agustin Garcia Grossi 7 (1 penal + 1 doble – 2 f), Alejandro Muzzio 8 (1 f) y Matias Torres Zavaleta 7 (3 g + 1 doble). Total: 28.

La Virgencita: (1-0) 2-4, 2-6, 4-7, 7-7, 9-9 y 12-11.

Los jueces de ambos encuentros fueron Guillermo Villanueva (h) y Matías Baibiene, mientras que como árbitro actuó Martín Aguerre.

DATOS ESTADÍSTICOS

En la ESPN Evolution Cup se disputaron 4 encuentros (cada conjunto jugó 2 partidos), que arrojaron los siguientes datos:

Equipo que cometió más faltas: La Aguada Lavinia, 19.

Equipo que cometió menos faltas: La Virgencita, 8.

Jugador que cometió más faltas en el torneo: Hilario Ulloa, 7.

Polistas que no cometieron faltas: Agustín Merlos y Juan M. Nero (jugó 1 solo encuentro).

Goleador del torneo: Agustín Merlos (2 de ellos valieron doble) y Salvador Ulloa, 12.

Conjunto que convirtió más goles que valieron doble: Las Praderas, 4.

Jugadores que convirtieron goles que valieron doble: Agustín Merlos y Juan A. García Grossi, 2; Miguel Novillo Astrada, Ignacio Toccalino, Sebastián Merlos, Manuel Calafell, Santiago Toccalino y Matías Torres Zavaleta, 1.

Es para destacar que ningún jugador debió dejar la cancha por 6 faltas personales. El que más cerca estuvo fue Juan M. Zavaleta, en una de las semifinales, que llegó a 5.

Recordamos las principales reglas de la ESPN Evolution Cup:

– Cada uno de los conjuntos inscriptos podía tener hasta un (1) jugador de 10 goles de valorización en tanto que el mínimo individual válido para participar fue de 6 goles.

– Cada equipo debía tener al menos un suplente completamente listo durante toda la duración del partido que se estaba llevando a cabo.

– La modalidad de esta competencia fue con hándicap y los partidos se disputaron a 6 chukkers.

– Cada participante podía llevar a la cancha un máximo de 9 (nueve) caballos y los mismos eran presentados mediante una lista de buena fe previa a cada encuentro. Para certificar esto hubo en cada palenque un veedor que se ocupó de validar dichas listas. Las mismas podían ser modificadas hasta 3 (tres) caballos entre partido y partido. Una base de 6 (seis) caballos se debió mantener de manera obligatoria durante todo el certamen.

– El jugador que hubiese cometido 6 (seis) infracciones en un partido tendría que haber abandonado el encuentro hasta la finalización del mismo y el suplente ocupar su lugar en el campo de juego. El árbitro (tercer hombre) llevaba la cuenta de los foules cometidos por cada jugador y, de llegar alguno de ellos al límite de 6 (seis) se lo debería haber comunicado al veedor del palenque. Estas faltas no fueron acumulables entre partido y partido.

– Tras cada gol no se cambió de arco como se realiza habitualmente y esto solo se modificará cada tres chukkers.

– Después de que se marcara un gol el equipo que recibió el mismo reponía el juego desde las 60 yardas propias: el referee ubicaba la bocha en esa línea y daba un tiempo prudencial al rival para que se disponga a una distancia mínima de 30 yardas.

– Cada gol marcado desde una distancia mayor a 80 yardas fue contabilizado como doble. Para este motivo se trazó como referencia visual una línea semicircular de tabla a tabla equidistante del arco.

Fuente: AAPOLO.COM
Foto: Matías Callejo

Previous post:
Next Post:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *